Esta pretende ser la historia de quince supervivientes en un mundo devastado y plagado de zombis. Los protagonistas son familiares y amigos míos que habrán de interactuar para llegar hasta el último capítulo. Pero, irremediablemente, algunos de ellos se habrán de quedar en el camino.
(Esta es una sinopsis patrocinada por Doxma)

29 nov. 2016

NUEVA PRUEBA DE SUPERVIVENCIA

Creo que puedo decir que hemos rebasado el ecuador de The Zombie Experience.

Digo “creo” porque en realidad no estoy seguro. Ya os dije una vez que esta historia no ha tenido nunca una dirección clara ni una ruta preestablecida, y que, de forma incomprensible tal vez, va caminando sola y no sabe muy bien hacia dónde.
Lo que más me gusta es esto precisamente, que en su improvisación es capaz de sorprendernos en cualquier momento, incluso a mí.

Yo, como vosotros, me sigo preguntando qué va a pasar con Holden, si esa pequeña herida de la pierna acabará con él o no. ¿Y cómo sobrellevará Ángeles la transformación de su carácter?
Tengo ganas de saber qué sucederá con Maria José, si sus premoniciones y sueños la conducirán a algo en concreto.
¿Y Nerine? ¿Será capaz de superar la ausencia de Thomas e integrarse en el grupo?
¿Y qué pasará con el resto? ¿Tendrá Juan Miguel la oportunidad de convertirse en el lider de todos?
¿Quién será el próximo en abandonar la historia? ¿Roquito? No, espero que no, que intuyo que necesita vengar a A.B.
¿Carlos, Montse? ¡Imposible! ¡Ahora se necesitan más que nunca!
¿Nacho? No, no, sería una tragedia dejar sola a María José otra vez.
¿Fran , Anasister? Ojalá los hermanos logren llegar hasta el final sin más percances, pero... ¿será así?

Suena extraño pero es totalmente cierto que, a dia de hoy, aún no lo sé.

Y es que solo dos cosas tenía muy claras desde el principio: que los protagonistas serían familiares y amigos (¡en menudo berenjenal os metísteis!) y que no todos llegarían al final, pero en ningún caso tendría yo nada que ver en sus desapariciones.

Este es uno de esos momentos en que la supervivencia vuelve a estar en vuestras manos porque ha llegado una nueva prueba.

La cosa no puede ser más sencilla.
Meteos por un instante dentro de vuestros personajes, en ese otro mundo en el que apenas quedan seres vivos y los muertos se vuelven a levantar en continua amenaza. Pensad en vuestra vida antes de esa hecatombe mundial, cuando no érais capaces de imaginar que todo iba a cambiar de manera fulminante.

Y ahora decidme... además de a familiares y amigos, ¿qué echais de menos de aquella vida anterior? Decidme algo en concreto en los comentarios del blog. No es necesario que os extendáis mucho, pero si lo hacéis, estaré encantado.

Doy de plazo hasta última hora del domingo 4 de diciembre. El último en dejar su respuesta, sintiéndolo mucho, no sobrevivirá. 
En el caso de que pasado el plazo haya más de uno que no ha respondido, se sortearía la baja.
Podeis participar todos, pero la prueba está enfocada para aquellos que seguís vivos.

Nada más por hoy. Un saludo y mucha suerte a todos.

(Gif creado por A.B.)
ACTUALIZACIÓN (5/12/16):

Superado el plazo para dejar comentarios, veo que sois tres los que no habéis llegado a tiempo: Carlos, Fran y Juan Miguel.

Imagino que con el ajetreo de la vida real os habéis olvidado del peligro de vuestra otra vida 2.0, que no puede quedar olvidada, (más que nada por las desgracias que eso puede conllevar)
Qué va a ocurrir ahora, os preguntaréis. Pues que he de dejar vuestro destino en manos del azar. Recurro otra vez al sorteo de la ONCE y, colocando vuestros nombres en orden alfabético,  expongo lo siguiente:

Que en el sorteo de la ONCE del próximo VIERNES 9...

si el número premiado acaba en 1, 2 ó 3, el desafortunado será Carlos.
Si  el número premiado acaba en 4, 5 ó 6, el desventurado será Fran.
Si el número premiado acaba en 7, 8 ó 9,  nos quedaríamos sin el lider Juan Miguel.
En el supuesto de que el número acabara en 0, los tres habrían de escribir cualquier comentario en esta entrada del blog, siendo el último en hacerlo el que dijera adiós a la historia.

¡Mucha suerte a los tres!
Un saludo a todos 

13 comentarios:

Stinfalus Avechuchus dijo...

Que Holden está en peligro??!!

Ciertamente las historias que se van contando solas son las mejores porque como dices siempre sorprenden y pueden ir para un lado o para otro, además que no se sabe cuanto tiempo durarán y que cosas nuevas traerán

Saludos!!

Montse Martínez Ruiz dijo...

Ante una situación así y sin contar a las personas ni a las cosas básicas de alimentos, yo echaría de menos mi jardín, el perfume de las rosas, el salir a ver el atardecer sin preocuparme porque aparezcan esos zombies, o sea la tranquilidad y luego esas cosas pequeñas a las que tenemos un gran cariño como mi cojín del sofá, mi taza de café y la crema antiarrugas que imagino no me llevé al salir corriendo.

Esto está siendo una buena experiencia para darnos cuenta del valor que hay que tener para haberse metido en todo este lío ¡y eso te incluye a tí, JuanRa!
Pero nos lo estamos pasando genial.

Besitos ¡y buena suerte a los compañeros!

Angel Olmedo dijo...

Sin duda lo que más echaría de menos es la cara de mi hijo cuando me ve entrar por la puerta y el beso a mi mujer, pero como familiares y amigos no cuentan....
Seguramente sería el paseo nocturno bajo las estrellas de casa noche, el olor a café recién hecho de mi cafetería favorita, poder remolonear los domingos en la cama, las partidas al apalabrados contra mi amigo Juanra y las pequeñas escapadas en mi moto que hacía antes
Estos momentos en los que sólo estoy yo, mi moto y la carretera

Ángeles dijo...


Como yo soy absolutamente casera y hogareña, no creo que me costase tener que estar en casa la mayor parte del tiempo.
Pero sí echaría de menos las librerías: salir con tiempo y entrar en ellas, sin prisas, a curiosear, a ver ediciones bonitas, descubrir obras y autores, comprar unos cuantos... en fin, a lo que se va a las librerías.

Y también echaría de menos los blogs y todo lo que implican.

Ah, y creo que no echaría de menos ver los episodios de The Walking Dead :D

¡Suerte a los compis!


PD: El gif de AB es horrorilante, terroroso y angustífico. O sea, que está muy chulo.

maría josé olalla dijo...

Yo también echaría de menos la tranquilidad, estar en mi casa al calor de la chimenea, viendo llover o nevar que me relaja y ver todo lo que me rodea blanco me dá sensación de pureza y bienestar. O en verano en mi jardín tumbada junto a la piscina en mi hamaca preferida, disfrutando del aire fresquito que nos llega de la sierra después de haber pasado un dia caluroso de esos que tenemos en graná de cuarenta y tantos grados, escuchando la radio o el silencio, viendo las estrellas.
Y también echaría muchísimo de menos mi paquete de tabaco
Y el mechero!! ;)
El gif genial

Anónimo dijo...

Yo echo de menos ver pelis y taparme con la mantica. Y no puedo añadir nada más porque estoy en el trabajo pero no quería ser la última.
Anasister

Anónimo dijo...

Y ahora que tengo más tiempo...echaría de menos las reuniones familiares alrededor de la chimenea con todos los sobrinos revoloteando,ir al cine, o salir a cenar a un buen restaurante y también el poder comer sin parar todo lo que me apetezca en todo momento y aunque el resto de las cosas que pienso podría seguir haciéndolas...paseos, montaña, playa, chimenea, café calentito etc... echaría mucho de menos.. el hacer todas ellas sin ese yuyu constante en la boca del estómago. Y por supuestísimo a mis hijas...pero me da a mí que en esta zombie experiencie no tengo...porque de tener..menudo pasotismo desmesurado por ellas.
Anasister

Anónimo dijo...

Ah!!! y vaya gif que se ha elaborado Anabelén. Solo por eso deberías devolverla a la vida...y de paso a Pepi, por solidaridad.
Anasister

Nacho dijo...

En primer lugar me alegro de no ser el último :), me daría mucha pena dejar de existir en tu historia.
Echo de menos la comida, la música, el contacto con la gente, que hasta ahora en TZE ha sido para mí cero, sobre todo echo de menos eso, las personas, tan necesarias para poder sobrevivir, un abrazo, demostraciones de afecto, charlar...algo tan necesario para los humanos.
Menos mal que por fin tengo a mi Mª José, eso me motiva, también el saber que pronto nos encontraremos, eso espero, con Ángeles, Juan Miguel, Fran, Holden (que a ver como evoluciona el pobre, que igual hasta lo tenemos que atar, jeje, eso ya depende del guionista) y todos los demás.

Saludos

Holden dijo...

La música, está claro. Lo que Holden echa de menos es la música: no es que sea un gran melómano, pero acostumbraba a cuidar a sus gallinas a ritmo de heavy metal, y claro ahora sus intrépidos animales de granja ya no se comportan igual porque, al verse privados de música, se sienten castigados pero no culpables.

Esto hace que poco a poco se geste una revolución dentro del corral -no en balde son descendientes directas del tyranosaurus Rex- por lo que Holden últimamente encuentra dificultades a la hora de criarlos y esta es la verdadera (y única, ojo) razón de su cambio de carácter, no la mordedura que a fin de cuentas ya está curada del todo :P

JuanRa Diablo dijo...

Mis queridos Supervivientes:

Agradecido y satisfecho quedo ante vuestros comentarios.
Ahí queda reflejado aquello que cada cual echa de menos, los anhelos de aquella vida que por lo pronto parece imposible recuperar.

Era esta una prueba sencilla para escapar de las garras del fatal destino, pero aún así... uno sucumbirá.

¿Quién?
No dejen de seguir los tortuosos caminos de The Zombie Experience para saberlo.

¡Hasta pronto!

Un saludo, Avechuchus Gracias por la visita y el comentario.

Montse Martínez Ruiz dijo...

¡Ay, pobrecillos los tres! eso les pasa por irse de puente y olvidarse de esta vida 2.0
Muchas suerte!!

Juan Miguel dijo...

Siento no haber estado presente estos días pero como dice el autor, no tengo minutos suficientes en la vida real para dedicarselo a esta entramada historia. Parece ser que ha salido el 4 y por lo que veo sera Fran posiblemente el que encuentre su fin en uno de estos capítulos emocionantes. Tranquilo Fran te defenderemos hasta la última gota de sangre.