Esta pretende ser la historia de quince supervivientes en un mundo devastado y plagado de zombis. Los protagonistas son familiares y amigos míos que habrán de interactuar para llegar hasta el último capítulo. Pero, irremediablemente, algunos de ellos se habrán de quedar en el camino.
(Esta es una sinopsis patrocinada por Doxma)

2 oct. 2016

ANTERIORMENTE EN TZE / PREVIOUSLY ON TZE

En los capítulos anteriores dejamos a todos nuestros héroes en situaciones muy complicadas.
Por un lado, vimos cómo Nerine se quedó sola. Thomas, su marido, decidió que no quería seguir viviendo esa vida peligrosa e impredecible, como impredecible se había vuelto su carácter a causa del virus. Temía hacer daño a Nerine de manera irreparable, así que la dejó dormida en la gasolinera, donde habían encontrado refugio, y se fue, con su escopeta al río, donde puso fin a su vida.

Por otro lado, María José y Nacho, después de mucho tiempo buscándose el uno al otro, consiguieron encontrarse. Al parecer, los pensamientos de María José guiaron de alguna manera a Nacho que, llevado por un impulso más intenso que una corazonada, se dirigió hacia la casa de ella.  Después de un arriesgado enfrentamiento de Nacho con los zombis que se agolpaban ante el portal, vimos cómo él y María José se abrazaban por fin.

En la aldea, Holden se desespera por la herida de su pierna, causada por el mordisco de un niño zombie. Se ha vuelto agresivo e irracional, incluso contra sí mismo. Ángeles se esfuerza por ayudarle y por mantener la calma, pero él rechaza con furia todo intento de ayuda y cualquier idea que pueda suponer una esperanza para su situación.

Los otros ocupantes de la casa -Fran, Anasister, AB y Roquito- de acuerdo con Ángeles,  han partido en busca de un posible antídoto del que Anasister tuvo noticia tiempo atrás. No recuerda el nombre del medicamento que han de buscar, pero todos esperan que si lo ve en alguna farmacia u hospital, se despierte su recuerdo y lo identifique.


Por su parte, Carlos, Montse y Juan Miguel se ven atrapados en la caravana, rodeados por una horda de zombis a los que apenas consiguen contener. En su camino hacia la ciudad, Fran y sus compañeros divisan al grupo y Roquito reconoce a Carlos, que ha subido al techo del vehículo. Tocando el cláxon consiguen atraer a los zombis hacia el coche y que lo sigan, alejándolos de la caravana. La intención de Carlos, Juan Miguel y Montse es  dirigirse ahora a la aldea.
(Resumen por gentileza de nuestra amiga Ángeles)

4 comentarios:

Montse Martínez Ruiz dijo...

Pues muchas gracias, Ángeles, por hacernos un resumen, porque aquí el genio del escritor está de vacaciones o sumido en un estado de letargo y como hace tanto tiempo del último capítulo ya se nos había olvidado donde estábamos.

¡Eiiii, genio escritor, despierta y retoma la historia, que nos tienes en ascuas, jo!

maría josé olalla dijo...

Genial Angeles, muchas gracias, nos ha venido muy bien que nos refresques la memoria

Ángeles dijo...

Gracias, Montse y María José, me alegra mucho que os haya gustado el resumen.

Yo creo que me he ganado una dosis de Doxma, ¿no? :D

JuanRa Diablo dijo...

Si, Montse, a tus órdenes! :D
Me ha costado, pero al final ha salido un capítulo más extenso, para compensar por el largo parón

Un beso

Ponerse al día en el mundo de los "muertos" da mucha "vidilla", ¿eh, Maria José? :p

Y a ti, Ángeles, te mando otra remesa de gracias y felicitaciones por tu trabajo. ¡Mereces la Z de Oro! :D